RELATOS

Una vez iniciado el movimiento supe que no habría marcha atrás, sería difícil regresar a aquello que fui. Hoy soy otro ser: curtido, compañero del esfuerzo, amante de mis kilómetros. Sólo el fin de mis días debería obligarme a parar: ese es mi pequeño sueño.

domingo, 14 de diciembre de 2014

SÁBADO 13: ALGO MÁS DE UNA MEDIA MARATÓN CON MERCEDES

Comenzaba mi nuevo plan hacia no sé que reto con un pequeño reto para mi mujer: correr en un entreno nuevamente una distancia considerable para ella, 21250 metros, su tercera distancia más larga jamás antes recorrida. Para la ocasión escogí un circuito que yo mismo cree en wikiloc:

http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=8432122














Como se puede apreciar, bastante durillo, y también algo que no se ve en la foto: bastante vistoso, bastante bonito, teniendo en cuenta la pobreza de paisajes que hay en la zona donde vivimos. La idea que llevamos a cabo era ir muy suavito, yo con la mochila con isotónica, algún gel y algo de comida, para que Mercedes fuese bien asistida. Pronto, antes del kilómetro 2, mi mujer se quitó el cortavientos porque tenía calor; "sí ya te lo dije yo, que llevabas demasiadas fundas". Fuimos derechos al Paraje de las Aguas casi siempre subiendo, pero un ritmo claramente superior a 6´el kilómetro, no cuesta mover las piernas a "mi pequeña atleta". Pasamos por el mencionado paraje y subimos por la Carretera de San Carlos del Valle, donde la pendiente hizo que resoplase un poco, pero cogimos el desvío a la derecha donde el camino nos llevaba a zonas más interesantes y la cosa cambió. Fue bebiendo cada 25 minutos aproximadamente y comiendo lo poco sólido que eché y su cuerpo fue respondiendo bien, como no cabía de otra forma. Lo peor vino en el 13 cuando no se sabe muy bien cómo se cayó de bruces haciéndose polvo la mano y la rodilla. Parece ser que se tropezó con una piedra que sobresalía y a la que no le había prestado atención. ¡Pues vaya!. Afortundamente, no sin dolor, pudo continuar y poco a poco se le fue pasando. Los últimos cinco kilómetros eran propicios, en clara bajada y allí cogimos un ritmo por debajo de 6´ de forma que terminó la tirada con bastante fuerza. 2 horas 16 minutos sin descontar los pocos minutillos de la caída, ¡buen entreno!


2 comentarios :

  1. Vaya con las piedras del camino, siempre están ahí para que nos confiemos, espero que Mercedes este recuperada. ¡Buena sesión!.

    Saludos, Emilio Díaz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, nada importante, sólo algún hematoma chiquitín

      Eliminar