RELATOS

Una vez iniciado el movimiento supe que no habría marcha atrás, sería difícil regresar a aquello que fui. Hoy soy otro ser: curtido, compañero del esfuerzo, amante de mis kilómetros. Sólo el fin de mis días debería obligarme a parar: ese es mi pequeño sueño.

domingo, 24 de junio de 2018

NUEVOS RETOS EN EL HORIZONTE

Merche con su rodilla algo maltrecha, y yo con una gran mochila a la espalda de la marca "faltadetiempo", así se acometemos nuestro siguiente pequeño reto, la Subida al Veleta, 50 kilómetros bien duros que tendrán lugar a mediados de agosto. Mi mujer está ilusionada y yo trataré de engañarme al reto en esta difícil tarea que tengo de estirar las horas con las que cuenta un día. Además, la semana que viene, si nada ni nadie lo remedia, pretendemos correr un trail en Medina Sidonia, Cádiz, eso sí, bien cortito, 18 kilómetros, y lo más probable es que lo hagamos bajo la modalidad de pareja mixta.

Eso es lo que tenemos por delante hasta septiembre.


UN RESUMEN DE ESTE EXTRAÑO Y AJENO MES DE JUNIO QUE LLEVO

Pasaron cosas en mayo, cosas que aún no he contado, pero los días también pasaron, junto con esas cosas, y llegó junio, un mes que me está resultando extraño, un mes que me ha secuestrado. Mucho me temo que el verano resultará algo ajeno y que me costará focalizar en la búsqueda del leitmotiv de este blog, pero ya lo tengo asumido, al igual que me esperanzo por el hecho de que vendrán tiempos mejores, nuevos tiempos en los que reconsiderar viejas y arraigadas costumbre que me lleven a abordar nuevos sueños.

Y como me hallo en ese impás de no centrar la atención pues paso a explicaros lo que ha acontecido en lo que a mi respecta, y tras esto prometo cerrar algunas deudas a través del reparto de entradas en este blog.

La primera semana de junio fue la del inicio de un nuevo comienzo, otro más, que de eso se trata, de volver a comenzar. Los primeros días fueron esperanzadores, y es que me fui el sábado día 2 a correr yo solo por Despeñaperros en una bonita tirada que me dejó lleno de buenas sensaciones, con subida gruesa gruesa, al Mirador de los Órganos; fueron 27 kilómetros bien aprovechados que rematé por la tarde yendo con Merche al gimnasio y completando la jornada con otros 30 minutos en bici. Ella estaba bastante tocada con su rodilla, lo que ha venido siendo una tendinitis cuadricipital que la he tenido, y de hecho le tiene, algo contrariada, y es que Ronda le está pasando la minuta. Aquel domingo, el día 3, hicimos algo muy bien hecho: Jorge, Mercedes y yo nos fuimos al Paraje del Peral y tras aparcar el coche subimos a los molinos eólicos por la senda técnica. Jorge aguantó bien la subida, Merche bajó por la pista como un tiro y alcanzamos la carretera con muy buenas sensaciones. Mi mujer tenía que demostrarse que lo de su rodilla no era mucho y que estaba lo suficientemente rápida para correr a la semana siguiente el Cross de Cástulo, en Linares, su ciudad. Regresamos al peral dando algún rodeo y nos salió un buen entreno. Ojalá se repitan estas salidas, es decir, que Jorge se anime a acompañarnos. Los días laborables fueron algo más anodinos, incluyendo el gimnasio con Merche el martes y destacando el buen entreno del miércoles y del jueves, por el ritmo que cogí.

En definitiva 82 kilómetros para comenzar este junio que se las prometía como el mes de la consolidación


SEMANA 1 (SEMANA DE ARRANQUE)
Sábado 2: 33 kilómetros. 5 horas y 0 minutos. DOBLAJE: POR LA MAÑANA 27 KMS EN DESPEÑAPERROS CON UN +1250 Y POR LA TARDE BICICLETA 30 MINUTOS SUAVE
Domingo 3: 9 kilómetros. 1 horas y 0 minutos. SUBIDA CAMPO A TRAVÉS A LOS MOLINOS EÓLICOS Y BAJADA A RITMO HASTA EL PERAL
Lunes 4: 8,5 kilómetros. 0 horas y 45 minutos. CIRCUITO DE LA CIRCUNVALACIÓN VUELTA POR AVENIDA DEL SUR
Martes 5: 9,5 kilómetros. 0 horas y 45 minutos. BICICLETA EN GIMNASIO EN PROGRESIÓN
Miércoles 6: 9,5 kilómetros. 0 horas y 45 minutos. CIRCUITO DE LOS CERROS DE LA AGUZADERA
Jueves 7: 9,5 kilómetros. 0 horas y 50 minutos. CIRCUITO CAMINO DON BERNARDO REGRESO CASAS DE SANTA-MARÍA
Viernes 8: 0 kilómetros. 0 horas y 0 minutos. DESCANSO
TOTAL TIEMPO APROXIMADO: 9 horas 0 minutos.
TOTAL: 82 KILÓMETROS



Pero comenzó la segunda semana y todo fue cambiando a peor, debido, como no, a los compromisos laborales. Tenía programado viaje a Curicó, de nuevo a Chile, entre el 12 y el día 21, y ya se sabe, entre tiempo de trayecto, jet lag y que iba al hemisferio Sur, en pleno invierno, sin contar con el estrés de mi agenda, ya vislumbraba que iba a ser una muy mala semana. Sin embargo ésta comenzó bien, con una MEMORABLE tirada con uno de los miembros de mi nuevo grupo de montaña, con Jesús. Mientras Paco Tirado y Aurelio (dos miembros del mencionado grupo) se partían el pecho en los 109 kilómetros de la UTMS (Ultra Trail de los Montes del Sur), y por cierto, con un resultado estupendo, yo quedaba con Jesús en Despeñaperros, en un fin de semana marcado por la competición de Merche en el Cross de Cástulo, Linares. La tirada con Jesús fue especial, nueva ruta, salto de vallas, parajes preciosos y en definitiva 30 kilómetros fabulosos que nos dejaron poso (queda pendiente entrada aparte para contaros la experiencia). El domingo Merche se batió el cobro en el citado cross y disfrutó de la carrera y de su podium (también le debo crónica por ello), y como no tuvo suficiente, los dos nos fuimos a hacer un entreno "descargador" por la vía verde, de unos 10 kilómetros. Parecía que la rodilla iba mejor, aunque luego ha vuelto a recaer un poquitín. El lunes pude realizar un entreno de esos que son excepciones por lo exigentes y buenos, 10,5 kilómetros por debajo claramente de 5´ y he de decir que ya había casi olvidado entreno de ese tipo. Pero ahí se terminó todo, el martes viajaba a la tarde al Aeropuerto, el miércoles llegaba a Chile y nada tampoco, tan sólo salvé un poco el expediente con un entreno en el mini gimnasio del hotel con unos 30 minutillos de elíptica y de esta forma daba por finiquitada una semana discreta, por no decir sabática, con tan sólo 60 kilómetros recorridos y 6 horas y media de tiempo empleado:


SEMANA 2 (SEMANA TRANSITORIA)
Sábado 9: 30 kilómetros. 3 horas y 50 minutos. TIRADA POR DESPEÑAPERROS CON JESÚS
Domingo 10: 10,5 kilómetros. 1 horas y 0 minutos. VÍA VERDE CON MERCHE
Lunes 11: 10,5 kilómetros. 50 horas y 0 minutos. TIRADA RÁPIDA POR AUTOVÍA Y REGRESO POR CTRA DE DAIMIEL
Martes 12: 0 kilómetros. 0 horas y 0 minutos. DESCANSO
Miércoles 13: 0 kilómetros. 0 horas y 0 minutos. DESCANSO
Jueves 14: 9 kilómetros. 0 horas y 40 minutos. SESIÓN DE BICICLETA + ELÍPTICA EN CURICÓ
Viernes 15: 0 kilómetros. 0 horas y 0 minutos. DESCANSO
TOTAL TIEMPO APROXIMADO: 6 horas 30 minutos.
TOTAL: 60 KILÓMETROS
Conclusión: PERDIENDO LA TENSIÓN POR CULPA DE CHILE


Y la tercera ha conseguido algo difícil, ser peor que la segunda. El sábado en Curicó hacía unos discretos pero necesarios 17 kilómetros, de más a menos, con un ritmo inicial constante y en el que pesó toda la relajación de los últimos días. El domingo día lleno de niebla y frío y por tanto sesión en el pequeño gimnasio, eso sí, 1 hora 36 minutos de elíptica que me sentaron curiosamente bien, y entre tanto, comidas copiosas y mucho mucho trabajo, que me iban alejando poco a poco del foco. Ahí se terminó la semana, el lunes, martes y miércoles una locura de agenda sin sacar un rato, incluyendo regreso a España, el jueves hecho polvo y sin ganas, y el viernes ya pensé que "pelillos a la mar" y acabó resultando una "semana sabática" como no recordaba hace tiempo.



SEMANA 3 (RELAX TOTAL)
Sábado 16: 17 kilómetros. 1 horas y 34 minutos. TIRADA POR ZAPALLAR Y REGRESO POR CAMINO EN CURICÓ
Domingo 17: 18 kilómetros. 1 horas y 36 minutos. SESIÓN INTENSIVA DE ELÍPTICA EN CURICÓ
Lunes 18: 0 kilómetros. 0 horas y 0 minutos. DESCANSO
Martes 19: 0 kilómetros. 0 horas y 0 minutos. DESCANSO
Miércoles 20: 0 kilómetros. 0 horas y 0 minutos. DESCANSO
Jueves 21: 0 kilómetros. 0 horas y 0 minutos. DESCANSO
Viernes 22: 0 kilómetros. 0 horas y 0 minutos. DESCANSO
TOTAL TIEMPO APROXIMADO: 3 horas 0 minutos.
TOTAL: 35 KILÓMETROS
Conclusión: SEMANA SABÁTICA, PERDIENDO LO GANADO



Y esto ha sido lo acontecido en lo que llevamos de junio. Eso sí, han pasado cosas, crónicas que aún tengo que plasmar, y entre medias nuevos retos, como nuestra inscripción a la Subida al Veleta, en agosto, así que más vale que me ponga las pilas si no quiero quedarme en mitad del trayecto y ver cómo mi mujer se me va hacia adelante (como en Doñana).