RELATOS

Una vez iniciado el movimiento supe que no habría marcha atrás, sería difícil regresar a aquello que fui. Hoy soy otro ser: curtido, compañero del esfuerzo, amante de mis kilómetros. Sólo el fin de mis días debería obligarme a parar: ese es mi pequeño sueño.

lunes, 26 de octubre de 2015

SÁBADO 24: DIOS APRIETA PERO NO AHOGA, AUNQUE A MI NO ME SUELTA EL CUELLO

El título viene a resumir lo que me viene sucediendo de un tiempo a esta parte. Me sucede lo malo pero lo malo no estan malo para pensar en el desastre, aunque dura tanto que provoca gran malestar