RELATOS

Una vez iniciado el movimiento supe que no habría marcha atrás, sería difícil regresar a aquello que fui. Hoy soy otro ser: curtido, compañero del esfuerzo, amante de mis kilómetros. Sólo el fin de mis días debería obligarme a parar: ese es mi pequeño sueño.

sábado, 24 de mayo de 2014

DÉCIMA Y PENÚLTIMA SEMANA DEL PLAN PARA LA YESTE-RÍOPAR

Buena semana sin lugar a dudas. Junto a la semana quinta en la cual llegué a los 106 kilómetros también, ha sido la mejor de este plan. Llegó a la QTC de la Quixote Legend con alguna que otra incertidumbre debida sobre todo a que me toca enfrentarme a un prueba en la cual no tengo bagaje, y es que la montaña es una gran desconocida para mi todavía. Me siento fuerte, me siento diésel y creo que he ganado una buena capacidad de recuperación muscular y también en resistencia. En esta ocasión me parece que no he descuidado mucho los ritmos y no se puede decir que me halle lento, pero en cualquier caso lo que ocurrirá el domingo que viene es toda una incógnita para mi.

Yéndome al resumen de lo que ha sido la décima semana: el sábado inicié este nuevo ciclo con una buena tirada de 30.300 en las que me sentí muy cómodo, eso sí, corriendo sin peso extra, sin beber ni comer nada durante el entreno. No hacía mucho calor y por ello pude hacerlo, pero en cualquier caso me demostré que mis piernas funcionan bien, no se agotan fácilmente si el ritmo propuesto es el adecuado. Subí a los molinos eólicos y me metí por terreno algo técnico y aún así me salió una media de algo más de 5´30´´. El domingo Merche competía su segunda media maratón, y yo le acompañaba, en esta ocasión en Almagro, y todo salió redondo para ella, bajando de las 2 horas; a mi me salió un buen entreno que apenas costó, con un ritmo medio de 5´40´´. Me quedé tan entero que decidí salir por la tarde de nuevo, para hacer algo menos de 8 kilómetros a ritmo alegre con subida al Cerro del Ángel incluida. El lunes tocó descansar, por pereza más que por otra cosa, pero el martes tocaba salir de nuevo y propuse un doblaje de forma que al mediodía corrí en Manzanares 9500 metros alegres que me sentaron muy bien, y por la tarde Merche y yo fuimos a la pista de atletismo e hicimos 35 minutos haciendo constantemente subida de gradas y escaleras. El miércoles salió una buena sesión con 12 kilómetros a buen ritmo y el jueves de nuevo salí con Merche para hacer poco más de una hora a ritmo suave, y rematé finalmente la semana con algo más de 10 kilómetros a ritmo medio.

Un total de 106,4 kilómetros, creo que es la quinta vez que corro más de 105 kilómetros en una semana, y ya preparado para la última semana en la cual propondré una bajada considerable de kilómetros para preparar mi cuerpo al esfuerzo del domingo día 1 de junio.

La tabla:




4 comentarios :

  1. Gran semana Javier, muchos kms, llegaras a la QTC con un buen bagaje.

    Saludos, Emilio DIaz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Emilio, no espero de la QTC pero mejor así

      Eliminar
  2. ¡Vaya semana!, una gran cantidad de kilómetros.Lo vas a hacer genial.Merche va poniédose en forma estupendamente.Un abrazo parejita

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Juan Carlos. Ya veremos, nuestro objetivo es disfrutarla aunque también haya que sufrir. ¿Qué tal va todo?

      Eliminar