RELATOS

Una vez iniciado el movimiento supe que no habría marcha atrás, sería difícil regresar a aquello que fui. Hoy soy otro ser: curtido, compañero del esfuerzo, amante de mis kilómetros. Sólo el fin de mis días debería obligarme a parar: ese es mi pequeño sueño.

sábado, 29 de marzo de 2014

FÁTIMA, RAFA Y LA CIUDAD ETERNA



La eternidad es una quimera, algo contraproducente añadiría. No hay nada más romántico que saber que tu paso por este mundo es breve y que nos hemos de procurar la intensidad del momento como objetivo en el devenir del cupo de días que tenemos asignado. Eso podría ser la vida, una pequeña cantimplora con un líquido dentro que nos resulta necesario pero que tenemos que beber a pequeños sorbos para proseguir el camino, siempre hacia adelante. Ese líquido puede ser simple e insípida agua, o puede ser un jugo mágico que no sólo nos aporta la fuerza necesaria sino que trago a trago nos invita a consumir el camino con una sonrisa en nuestra cara, eso que llaman felicidad.

Fátima y Rafa parece que tienen bien claro qué hacen aquí en este mundo repleto de tantas almas. Leyendo su historia uno puede quedar casi indiferente, también podría verlo como una simpática curiosidad, o bien podría ir más allá y encontrar en todo esto algo especial que te haga que mires dentro de tu cantimplora y compruebes que dentro no hay simple H2O; yo he hecho esto último...

...Son pareja, no en vano se casaron hace unos días, son corredores  y tiene toda la pinta, a juzgar por sus caras en las fotos, de que se quieren mucho. Ya decía en mi anterior entrada dedicada a Kino, que Roma para mi es más que una bonita ciudad, y a buen seguro que para ellos también ha pasado a significar algo fundamental en sus vidas. El viento les trajo una idea que hace unos días han llevado a cabo: correr la Maratón de Roma en su luna de miel. No se han conformado con hacerlo, la han terminado juntos, cogidos de la mano y durante el camino se han exprimido para realizar un estupendo registro que además ha supuesto marca personal. No cabía otra forma de homenajear su filosofía de vida que poniendo a remover, concentrado en menos de 3 horas y media, un cóctel lleno de emociones en el que cabía el amor, la emoción, los nervios, la pasión y también el sufrimiento, la dedicación y el esfuerzo.

Rafa dice que un día leyó mi crónica de la Maratón de Roma de hace justo un año, y me ilusiona pensar que quizá mi blog aportó un pequeño mecanismo que ayudó a que aquella brisa soplara más fuerte para que les llegase el mensaje de este sueño hecho realidad. También me dice que la releyó justo antes de su gesta. Todo esto me ha emocionado y me he sentido parte de un mundo en el que las almas y sus sentimientos se entrelazan.

Leed la crónica si queréis emocionaros: 

http://gppolideportivoclub.blogspot.com.es/2014/03/xx-maraton-de-roma-2014.html?showComment=1396079100886#c8017949362579713543




¡Enhorabuena a los dos!


4 comentarios :

  1. Tambien bonita entrada Javier, y la verdad es que al igual que tú, recomiendo la lectura de GP Polideportivo, es algo especial y emocionante, desde aquí de nuevo, felicidades a la pareja.UN SALUDO

    ResponderEliminar
  2. Muchísimas gracias por dedicarnos la entrada en tu excelente blog, nos ha gustado muchísimo, el detalle,y el texto en sí. (Rafa y Fátima)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me salió de dentro, os lo aseguro; el placer fue mío

      Eliminar
  3. Buena entrada Javier, con este ejemplo, ¿quien no corre?, :-)); seguiré tu consejo y el de Kino y leere la cronica de GP Polideportivo.

    Saludos, Emilio Díaz.

    ResponderEliminar