RELATOS

Una vez iniciado el movimiento supe que no habría marcha atrás, sería difícil regresar a aquello que fui. Hoy soy otro ser: curtido, compañero del esfuerzo, amante de mis kilómetros. Sólo el fin de mis días debería obligarme a parar: ese es mi pequeño sueño.

domingo, 13 de mayo de 2012

MEDIA MARATÓN DE ALBACETE, TEST FALLIDO: UN FRACASO




El terreno no podía estar tan allanado. Me levanté a las 07:00 para desayunar en el hotel. Hacía bastante calor, como pude comprobar cuando salí y comprobé el movimiento. Por suerte, el hotel estaba justo en la salida con lo cual la logística no podía ser mejor. Media hora antes de la salida me puse a calentar y comprobé como no estaba muy suelto, pero no lo consideré importante. A las 09:30 salíamos casi 3.000 corredores. Al comienzo todo bien, el Garmin me decía que los kilómetros eran más cortos que los que mostraba la organización. De los 4 primeros kilómetros, en tres marqué menos de 4 minutos el kilómetro, concretamente el 2 a 3´51´´. En cualquier caso el bochorno era considerable y las sensaciones no del todo buenas. En el kilómetro 10 mi Garmin marcó 40´22´´, marca personal, y me consta que iba aproximadamente en el puesto 150. Pero ya por entonces comencé a sentir pesadez y en el kilómetro 13 ésta ya era ostensilble. Fui bajando el ritmo y decepcionándome al darme cuenta de que no iba a bajar de 1 hora 27. En el 15 y pico me dí cuenta que no podía con las piernas, y eso unido a la desmoralización provocó que me parase. Estuve a punto de quitarme el dorsal, pero tras 2 minutos pensándolo me puse otra vez a correr. De ahí en adelante un constante quiero coger ritmo y no puedo, porque las piernas no fluían. El calor muy molesto, y paradas constantes. Un suplicio, increíble. Finalmente marqué 1 hora 35 minutos, en una media para olvidar, que me la he de tomar como un test fallido, o como un entreno de 15 kilómetros a 4 minutos 10, más el descalentamiento.

Después hablando con la gente me he dado cuenta que todo el mundo hizo 3 o 4 minutos más de lo normal, porque las condiciones de temperatura no eran las adecuadas.

Cuando vuelva a tener ganas de escribir os sigo informando, porque ahora no tengo mucha motivación

No hay comentarios :

Publicar un comentario