RELATOS

Una vez iniciado el movimiento supe que no habría marcha atrás, sería difícil regresar a aquello que fui. Hoy soy otro ser: curtido, compañero del esfuerzo, amante de mis kilómetros. Sólo el fin de mis días debería obligarme a parar: ese es mi pequeño sueño.

lunes, 3 de octubre de 2011

UN BUEN TEST, LA MEDIA DE ALCAZAR DE AYER



Madrugué desayune barritas energéticas y café, cogí todo el instrumental y me fui sólo a Alcázar. Allí, cuando llegué, había muy buen ambiente, y cuando me puse a calentar tuve que decidir si llevar la cartuchera con las botellitas con glucosa que había preparado el día antes. Decidí no llevarlas porque era incómodo, así que me eché tres dosis de gel, Aptonia, dentro de la cartuchera. Calentando me encontraba suelto y ligero. Un poco antes de salir, los del Extenuación me dijeron que me echara una foto con ellos, y yo gustosamente accedí. Estuve charlando con algunos en la línea de salida hasta que sonó el disparo. ¡Qué nervios!, otra vez compitiendo. Salí suave, pero ligero, y marqué el primer kilómetro en 4 55, era raro, sin embargo el segundo marcaba un total de 08 50, agarrlé la estela de un extenuación que está muy en forma y que este año ha hecho el Iron Man, y fui con él hasta el kilómetro 7. El recorrido, todo de asfalto, estaba lleno de repechos traicioneros y recuerdo que pensé que la segunda vuelta sería dura. Hasta el kilómetro 8 todo fue bastante bien, a partir de ahí comencé a notar cierto peso, pero no iba mal. Avituallé el gel en el 5, y bebí agua para que entrase mejor. También hice lo propio en el 10, pero en ese punto me costó conciliar la respiración con la ingesta y tuve un pequeño problema de ritmo. En cuanto a los tiempos, iba demasiado rápido, de hecho marqué los 10 en menos de 43, concretamente 42 55, y eso era mucho para mi, sin embargo me encontraba bien, aunque no tan ligero como al principio. El problema llegó cuando tuvimos que comenzar con los nuevos repechos, ya en el kilómetro 11; flojeé considerablemente entre el 11 y el 13, pero recuerdo que pasé este último en 56 50 segundos con lo cual no había perdido tanto tiempo, iba más o menos a 4 minutos 40 segundos. Luego en el 13 me recuperé un poco y hasta el 15 la cosa fue mejor, quizá porque era cuesta abajo en gran parte del recorrido. Cuando volví a avituallar, noté que algo no iba bien, y entre el 15 y el 16 flojeé alarmantemente. Quedaban 5 kms y recuerdo que pensé que iban a ser un calvario. A partir del 17 fui a un ritmo cansino, y en alguna ocasión tuve que aflojar unos segundos a trote flojito para luego arrancar de nuevo. Los últimos 5 kilómetros los tuve que hacer a una media de 5 25 porque no podía ni avanzar. La llegada fue un calvario y al parar me dió un mareo que me dejó hecho polvo.

Las conclusiones os las pondré en otra entrada, junto con alguna foto y la clasificación. Tiempo total 1 hora 38 minutos 20 segundos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario